Ocio en familia

Bienvenido a la WEB española del ocio en familia de la Comunidad de Madrid    

Guías.turisticas RSS
    

 

 

 Compartir
 Colabora con el mantenimiento de la
WEB
+Info
 
 

Aceptación de la infancia

 

Como psicóloga, la mayoría de los casos infantiles que trato responden a la preocupación de los padres y madres sobre las conductas de sus hijos e hijas. A menudo, me encuentro con la necesidad de contrastar las expectativas de padres y madres con las necesidades de la infancia.

 

Es muy común la consulta de padres y madres preocupadas porque sus hijos e hijas no quieren realizar los deberes, se encuentran con una gran desmotivación en la escuela y en casa solo quieren jugar (incluyendo en jugar conductas como: tirar cojines, saltar encima de la cama, tumbarse en el suelo, etc.)


La infancia es también una etapa en la que se aprenden normas sociales y, por ello, a veces se tiende a pensar que determinadas conductas responden a un problema respecto a las normas y los límites.

 

Sin embargo, ciertas preocupaciones de los padres y madres responde más bien a las expectativas y necesidades actuales respecto a la infancia: se necesita que sean los niños y niñas quienes se adapten al ritmo de vida de las personas adultas, a pesar de que este ritmo a veces se identifique con el estrés, y aquí radica el error. Debemos ser conscientes del concepto de infancia y el tiempo necesario para la maduración, el aprendizaje y el juego. En estos casos, mi terapia responde mayoritariamente a un trabajo de aceptación de la infancia y la empatía con el niño o niña.

 

Realmente, resulta complicado no justificar la conducta infantil aludiendo sencillamente a que de eso trata la infancia: de jugar y aprender.

 

De hecho, deberíamos aprender jugando, más aún en una edad en la que tenemos la mayor capacidad de aprendizaje de nuestra vida. Y no es casual que la mayor fuente de aprendizaje sea la propia experiencia: aprendemos tocando, creando, oliendo, comiendo, jugando, pero en definitiva “haciendo” y no tanto escuchando cómo otros nos cuentan que lo hicieron.


Por ello, como psicóloga, recomiendo a los padres y madres que se acerquen a la infancia disfrutando ya que, de ese modo, se proporcionará un entorno dinámico y lúdico para el aprendizaje, además de mejorar la convivencia y el apego.

 

En definitiva, se trata de crear verdaderas oportunidades de aprendizaje, disfrute y experimentación que permitan espacios y tiempos de exclusividad y atención a la infancia.

 

 

 

 

 

 


Sandra Torres Torreblanca
Psicóloga y Psicoterapeuta
www.sandratorrespsicologa.com
sandratorrespsicologa@gmail.com
Teléfono: 669 261 956


www.facebook.com/sandratorrespsicologa



   Artículos
  - Los niños no vuelan
  - Las extraescolares necesarias y oportunas 
  - Aceptación de la infancia
  - Creatividad y emociones



"Porque los niños son necesarios en el mundo
exactamente tal y como son"

Janus Korczak

© copyright ocioenfamilia

 

Desarrollo Web: er