Ocio en familia

Bienvenido a la WEB española del ocio en familia de la Comunidad de Madrid    

Guías.turisticas RSS
    

 

 

 Compartir
 Colabora con el mantenimiento de la
WEB
+Info
 
 
Ocio para compartir, no para consumir
Maribel Orgaz
 
La hiperescolarización de los niños. Alvin Rosenfeld y Nicole Wise.
Editorial Paidós, 2002:

“Hasta la “diversión” se ha convertido en un empeño importante que los padres debemos organizar cuidadosamente, algo que pensamos que debemos esforzarnos por alcanzar. Anunciantes, comerciantes y empresarios sacan partido del hecho de que nos apremie tanto el tiempo y nos prometen un paquete de diversiones del que toda la familia va a disfrutar. Alimentan la ilusión de que, al igual que ocurre con un negocio bien llevado, todos podemos sacar el máximo beneficio si planificamos bien (“nos garantizan unos excelentes recuerdos”). Los especialistas nos han vendido esta forma “correcta” de conseguir que las familias atareadas cuenten hoy con una diversión a toda prueba y han hecho su trabajo de forma tan excelente que no cabe sorprenderse que los padres con hijos pequeños quieran llevarlos a Disnelaylandia, a pesar de que es casi seguro que a los pequeños les dan miedo esas tazas gigantes que giran a toda velocidad, las brujas sin dientes con su sonrisa burlona y las oscuras casas encantadas y llenas de ruidos. Muchas familias realmente disfrutan en Disneylandia, pero a otros les decepciona (…).”
 
 
 
De la introducción, página 22: “todos sabemos que una vida buena es mucho más que el lugar donde vivimos o el coche que conducimos. Pero detenernos a considerar cuál es el camino que debamos seguir nos cuesta –a nosotros y a nuestros hijos- la carrera (aunque en realidad no sepamos decir hacia dónde corremos, dónde está la meta, ni cuál es el premio para que llegue primero. La sola idea de sentarnos tranquilos a reflexionar sobre el sentido de la vida nos llena de angustia; es más fácil mantenernos ocupados. (…).”
 
Página 30: “(…), probablemente podemos, además, ahorrar tiempo y dinero si nos convertirnos en consumidores más inteligentes de todas esas cosas destinadas al mundo infantil que se agolpan en nuestro camino y de los bien formados asesores que dictan consejos y normas que no podemos evitar absorber mientras nos movemos por nuestro mundo empapado por los dictados de los medios de comunicación. Y nuestros hijos podrán recuperar la infancia, un regalo que la mayoría de ellos nos agradecería muchísimo.”  
 
 

© copyright ocioenfamilia

 

Desarrollo Web: er